¿Qué puede ir mal con la cirugía de implante de pecho?

Cada año miles y miles de mujeres en todo el mundo se someten a intervenciones relacionadas con la cirugía estética. Una de las más populares y que mayor demanda tiene es el implante de pecho. Es una técnica bastante segura que apenas tiene riesgos pero siempre puede aparecer algún problema que es mejor conocer desde el principio para saber bien cómo se desarrollará la operación.

La contractura capsular puede causarse debido a alguna de las cicatrices que se generan durante la operación causando una presión en el pecho muy desagradable. Si el trabajo no se ha realizado en condiciones puede darse el caso de que la silicona se expulse fuera del pecho y quede por la superficie. La silicona puede propagarse por los músculos que rodean al pecho. Esto puede afectar a algún nervio y conlleva una necesaria extirpación de la silicona.

Si las cosas no se han hecho debidamente, los implantes podrían moverse de lado, causando un efecto muy poco estético en el cuerpo de la mujer. No suele suceder pero hay que admitir que cuanto mayor sea el implante más posibilidades hay de que esto suceda.

En los pezones puede darse una pérdida de sensibilidad causada por estos implantes y dependiendo de cómo se haya hecho la operación. Este problema puede derivar en una pérdida de placer cuando se están llevando a cabo relaciones sexuales.

De todos modos son casos que casi nunca se dan y si lo hacen se debe, principalmente, a causas extraordinarias o que son consecuencia de una mala cirugía. Aunque hay grandes profesionales en este sector, también es cierto que también hay cirujanos poco cualificados que se ofertan como si tuvieran la misma calidad que otros con una dilatada experiencia profesional en el mundo de la cirugía de implantación de pechos.

Aumento de pecho

Aumento de pecho

Copyright © linta