Entrevista con el Dr Griffiths, cirujano de trasplante capilar.

Dr Griffiths, bienvenido y gracias por concedernos esta entrevista.

Gracias a ustedes.

¿Cuál es el perfil típico del paciente que desea someterse a un trasplante capilar?

La mayoría de los pacientes suelen ser hombres de entre 25 y 40 años de edad. Por supuesto, también me llegan muchos pacientes que son más jóvenes o mayores de 40. En el caso de los más jóvenes, es particularmente importante asesorar al paciente con mucho detenimiento sobre la posible progresión de la pérdida capilar, a fin de evitar problemas en el futuro.

¿Es cierto que los trasplantes capilares son muy dolorosos?

Depende del método empleado por el cirujano. Por ejemplo, el método de la tira es ciertamente doloroso. Implica la extracción de una tira de piel de la parte posterior de la cabeza y, posteriormente, el cierre de la herida mediante sutura. Con este tipo de cirugía, los pacientes deben tomar analgésicos potentes tras la intervención. Sin embargo, yo sólo utilizo la técnica FUE, que es menos dolorosa que una visita al dentista. Extraigo los folículos capilares uno por uno, empleando instrumental microquirúrgico que realiza incisiones de menos de un milímetro. Siempre facilito a los pacientes analgésicos para el post-operatorio, pero la mayoría afirma no haberlos necesitado. En cuestión de 3 ó 4 días, las incisiones están prácticamente curadas.

Entonces, ¿cuánto tardan los pacientes en retomar su vida normal?

La curación es completa entre una y dos semanas después del procedimiento. Muchos pacientes pueden volver al trabajo siete días después de operarse, ya que no quedan señales de la cirugía pero, si les preocupa mucho la posibilidad de que alguien sepa que se han sometido a un trasplante capilar, les recomiendo que se tomen un par de semanas libres para ir sobre seguro.

Todos hemos visto fotos de trasplantes capilares que se aprecian muy claramente y no tienen un aspecto natural. ¿Cómo puede estar seguro un paciente de que a él no le ocurrirá lo mismo?

Como pasa con cualquier tipo de cirugía, los resultados dependen de la habilidad del cirujano. Y sí, todavía hay profesionales que emplean técnicas más antiguas. Si el paciente se somete a un implante con mini-injertos, en lugar de microinjertos con unidades foliculares (más pequeñas), existe el riesgo de acabar teniendo el temido  “pelo de muñeca”. Es preciso investigar y asegurarse de que el cirujano que le va a operar emplea únicamente los métodos más avanzados.

¿Qué debería preguntar el paciente al cirujano?

Bueno, en primer lugar es importante aclarar que el paciente debería poder hablar en persona con el cirujano que le va a operar. Yo atiendo a muchos pacientes que vienen de otras clínicas y necesitan cirugía correctiva para remediar los malos resultados obtenidos en intervenciones anteriores. Suelen contarme que sólo vieron al cirujano el día de la operación y que hasta entonces sólo les había atendido personal de recepción o ventas. Así pues, asegúrese de hablar con el propio doctor.

Si suponemos que se va a someter a un trasplante capilar FUE, una de las preguntas más importantes que debe hacer es: ¿de qué tamaño es el perforador (bisturí circular) que utilizará para extraer los folículos? La mayoría de la gente opta por la técnica FUE porque no quieren tener cicatrices o marcas visibles y, para ésto, el perforador debería ser menor de 1mm.

La siguiente pregunta sería ¿cuál es la densidad a la que puede implantar los folículos? Para conseguir una apariencia natural en cuanto a densidad del cabello, es preciso implantar cincuenta o más folículos por centímetro cuadrado.

Finalmente, debería solicitar instrucciones por escrito, tanto para el pre-operatorio como para el post-operatorio. Pida que se las faciliten durante la consulta y pregunte también por las citas de seguimiento después de la intervención. Si no pueden darle las instrucciones o no tienen un protocolo para el seguimiento, será una señal inequívoca de que el cirujano no se ha preocupado gran cosa del proceso.

¿Dr Griffiths cree que en un futuro próximo se producirán innovaciones en los tratamientos para la pérdida capilar?

Desafortunadamente, no parece que vaya a ser así. La mayoría de las compañías que trabajaban en clonación del cabello han aparcado sus proyectos porque los resultados no eran satisfactorios. El único avance notorio es que está en marcha el proceso de aprobación de la dutasterida para su uso en casos de pérdida capilar. Este fármaco es una versión más potente del medicamento finasterida, que ya se estaba utilizando con este fin. Actualmente, la dutasterida sólo está aprobada como tratamiento para los problemas de próstata. Mientras que la finasterida reduce la producción de DHT (el tipo de testosterona responsable de la pérdida capilar) en un  60%, la dutasterida la reduciría en un 90%.

De todos modos, esto no debería desanimarnos. Los tratamientos actuales pueden ralentizar considerablemente la tasa de pérdida capilar en los hombres que empiezan a sufrir la caída del cabello. Combinándolos con un buen trasplante capilar, es perfectamente posible tener la cabeza bien poblada durante muchos años.

Gracias por hablar con nosotros, Dr Griffiths.

Trasplante de pelo - Dr Griffiths

Trasplante de pelo

Copyright © linta